Outbook

HTML+CSS+JS, Accesibilidad, PHP y más

Datos de búsqueda

Archive for Enero, 2006

Visibilidad internacional de las publicaciones científicas en español

Fecha de publicación: 2006/01/28

Parece que a los autores científicos españoles casi nadie les lee fuera del ámbito de investigación en lengua española. A los que si se lee mucho es a los de ámbito anglosajon. ¿Por que no crear versiones en inglés de libros y artículos de los autores científicos en lengua española?

Puede ser un poco complicada la traducción de todas y cada una de éstas publicaciones, sobre todo por la dificultad de obtener los recursos económicos y humanos necesarios. Pero se puede hacer una selección de las mismas, cogiendo las mejores en función de los recursos de que se disponga, para traducirlas.

Seguramente una iniciativa de éste tipo pudiese elevar el pestigio de muchos autores científicos españoles. Pero de nuevo hay un obstáculo: la distribución. Si es distribución en papel, es, con toda probabilidad, antieconómico. En cuanto a distribución electrónica, si se hace bien, es viable (el coste es irrisorio).

El inconveniente de la traducción: requiere personal muy cualificado (en éste tipo de publicaciones aparece mucho lenguaje especializado) que se encargue de las traducciones, lo que se traduce en un coste económico alto.

Y la ventaja: mayor visibilidad de la comunidad científica de habla española a nivel mundial, y sobre todo en el ámbito anglosajon.

Tags: , , , , , .

Datos del artículo:

¿Es posible la biblioteca digital?

Fecha de publicación: 2006/01/19

Depende de lo que se entienda por biblioteca digital. Si por biblioteca digital se entiende un sitio web con un catálogo de biblioteca desde el que se puede acceder a libros en formato electrónico, es difícil conseguirlo. Como serían obras expuestas a cualquiera que las quiera consultar, las editoriales se pondrían en pie de guerra. Por ello solo se puede hacer con obras cuyos derechos de autor hayan caducado.

Las editoriales se ponen histéricas con ese tipo de proyectos, y protestan, dicen, que por el bien del bolsillo de los autores. Pero si buena parte de los autores de libros no viven de ello, ¿que más les da? Lo que les interesa a esos autores no es la cantidad de ejemplares que se vendan, sino la difusión y repercusión de su obra. Entonces, ¿porque atarse a una editorial? ¿Por que no usar una licencia Creative Commons (por ejemplo)? Con la licencia Creative Commons la obra se podría difundir facilmente por Internet, y si una editorial considera que esa obra merece la pena (leer en pantalla es un calvario, y ponerse a imprimir y encuadernar un libro es poco económico) podrían libremente publicar esa obra, y, si el autor lo permite (seguro que la editorial puede llegar a un acuerdo), lucrarse (si el libro es bueno, seguro que se vende). De ésta forma las editoriales no salen tan perjudicadas (aunque tendrían que cambiar un caduco modelo de negocio que por nada del mundo les gustaría cambiar).

Y de ésta forma cualquier biblioteca digital podría hacerse con libros, que después podría poner a disposición de sus usuarios sin problemas de derechos de autor y rollos de esos.

Pero, incluso con el modelo actual, la biblioteca digital apenas podría perjudicar a la industria editorial. La industria editorial opina que la difusión de los libros mediante este tipo de biblioteca haría que sus ventas bajaran (y sus beneficios). Le perjudicaría igual. Si cinco usuarios necesitan consultar un libro en papel cada uno tendrá que esperar su turno. Si el libro es electrónico lo consultarán a la vez, pero no por ser de más fácil acceso habrá muchos más usuarios interesados. La versión digital del libro en la biblioteca no aumenta el presunto perjuicio a las editoriales (y con el impuesto que han creado, lo del canon por préstamo, el perjucio queda compensado).

Aunque la distribución electrónica de las obras por parte de las bibliotecas electrónicas no supondría perjuicio para las editoriales, hay que tomar algunas medidas de precaución: que a los documentos de la biblioteca digital solo puedan acceder usuarios convenientemente registrados, ponerle algún tipo de fecha de caducidad al documento (que cada cierto tiempo haya que renovarlo, o algo parecido), y, obviamente, pedir permiso al editor (que dirá que NO). Esto se podría evitar si los autores que no viven de la publicación de sus obras las distribuyesen con licencias libres.

Una biblioteca digital creo que debe estar respaldada por una biblioteca física (o por una red de bibliotecas), no debe ser totalmente independiente, ha de ser un complemento de la insustituible biblioteca de toda la vida.

Tags: , , , , , , , .

Datos del artículo:

Información del sitio